domingo, mayo 15, 2016

Etiam by D. Glaciem






Existen mundos crueles,
Miradas tristes que nos recuerdan a la esperanza.
Pues hay palabras que el viento poco a poco arrastra.

Aun así respiro.
Me levanto cada mañana y créeme que respiro,
Yo miro al cielo y sonrío.
y mira, no me pierdo pues tu eres quien me guía en el camino.
Entonces rio.
Cada vez que tomas mi mano yo rio,
Me sonrojo, bajo la mirada y te sigo.
Suspiro.

Dando gracias,
gracias a tus labios por susurrar aquellas palabras,

Agradezco poder sentirte al tacto
y poder oler tu fragancia.

Yo no olvido,
Siempre  presentes están tus acciones.
Y siempre tu a mi lado,
clavado en los rincones.

Related Articles

0 Coments:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.