domingo, junio 05, 2016

Le Fugitif by D. Glaciem

Me gusta pensar en tus manos,
de color bronce,
suaves al tacto.

Me encanta sentir como tomarán las mías, 
esta noche,
y ojalá de por vida.

Sin pensar en ti ya no puedo conciliar el sueño
y sin ellas no imagino la vida.

También está tu voz, 
profunda,
un poco aterciopelada, fuerte y firme de convicción.

Adoro recordar en como dijiste que éramos la luna y el lobo,
palabras ahora inmortales en mi corazón

Tu mi lobo, el único que no parece solitario,
yo tu luna la que brilla en tu camino eterno.

Mente abstracta,
corazón noble y blanco;
cordial desde lo mas profundo del alma.

Tu,
profugo del amor, 
de aterradores encantos,
incontables veces haz oído de mi boca,
cuanto me enamoran tus palabras.

Ayer pensaba en como sería tu beso,
que sentiría tras ese roce de labios sinceros.
Me di cuenta de que aquel era solo un sueño,
desperté y tus labios se habían ido.



Related Articles

0 Coments:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.